Hace ahora 30 años, un grupo de jovenes estudiantes con ganas de hacer música e investigar en el folclòre de las islas, decidieron aportar su trabajo al panorama musical de nuestra tierra.

Había que reivindicar, conocer, leer y sobre todo, preguntar. Preguntar a nuestros mayores, abuelos, padres, etc.. 

Ni siquiera Néstor Álamo se libró de nuestra curiosidad aportando al grupo sus conocimientos y arreglos musicales de algunos de nuestros temas.

Después de haber pasado por todos los escenarios importantes de entonces, el grupo se disuelve. Hace unos pocos años, algunos de aquellos jóvenes curiosos, hoy cuarentones, junto con refuerzos que aportan experiencia y calidad, deciden reunirse de nuevo, y continuar con aquella ilusión que quedó pendiente, como una asignatura más de nuestras vidas.

Esperemos que este primer trabajo sea el principio de una aventura que se prolonge en el tiempo, y que dure tanto como los años que hemos estado guardando la semilla de la tabaiaba: COMO ORO EN PAÑO


Fueron unos pocos pero intensos años ya que en el año 1982 se disuelve despues de haber actuado en numerosos pueblos y escenarios de la isla, con gran aceptación por parte de la crítica. Según las crónicas de la prensa de la época, estaba siendo el grupo folclórico que más aportaba a la canción tradicional canaria. El propio Néstor Alamo colaboró con el grupo en alguno de sus temas, llegando a estrenar Seña Francisca y el Lego.



 Hace pocos años deciden reunirse de nuevo, y a día de hoy  la mayoría  de aquellos jóvenes componentes, contando  con refuerzos de calidad, se presentan con la misma ilusión que en sus comienzos y con la alegría de poder presentar ante sus seguidores, familiares y amigos su primer trabajo discográfico, Como oro en paño, que recoge temas del antiguo cancionero de Tabaiba, así como canciones propias y del folclore latinoamericano.

En este crecimiento se presento en el Teatro Guiniguada, en 2013 y en portada, el ultimo trabajo Eco de cinco Cuerdas.